Patricia Xavier, la tercera campeona

Esta mañana desayunaba con un anoticia triste. La muerte de Patricia Xavier, la otra joven jugadora de voleibol del equipo Emevé, herida en el mal llamado accidente de tráfico ocurrido el 3 de Mayo en Lugo.

 

Patricia consiguió luchar durante días pero al final, el nuevo equipo que pujaba por ella, la arrebató de la cancha de la vida. Y se reunirá con sus compañeras y, probablemente, formerán un nuevo equipo allá donde estén.

 

Y siguen existiendo los que echan pestes contra los controles de velocidad, contra los radares. Los que se les llena la boca con las autopistas alemanas sin prohibición de velocidad y siguen pensando que la DGT sólo quiere recaudar dinero.

 

Que les pegunten a los padres de Patricia, Iris y Aída para qué sirve una señal de limitación de velocidad de 40.

Vuestro dolor es también el mío, porque, antes, ya fui yo.

 No, no puede acabar lo que es eterno,
Ni puede tener fin la inmensidad.

Tú te fuiste por siempre; mas mi alma
Te espera aún con amoroso afán,
Y vendrá o iré yo, bien de mi vida,
Allí donde nos hemos de encontrar.

Algo ha quedado tuyo en mis entrañas
Que no morirá jamás,
Y que Dios, porque es justo y porque es bueno,
A desunir ya nunca volverá.
En el cielo, en la tierra, en lo insondable
Yo te hallaré y me hallarás.
No, no puede acabar lo que es eterno,
Ni puede tener fin la inmensidad.

(Rosalía de Castro. Era apacible el día)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por el alcohol que otro tomó.

Publicado jueves, 14 de mayo de 2009 8:58 por FZ_madredHelena
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Muertes en carretera, Mujeres, Sentimientos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *