El regalo del día de la madre

Nos repetimos que es un día instaurado por los grandes almacenes, por los comerciantes, creo que con la intención de no sufrir más por ello, pero dejando aparte ese regalo que ya no tendremos, que no volveremos a recibir, no podemos dejar de sentir pena, dolor y rabia, porque, en el fondo, a todas nos gustaría tener en este día, como regalo, un beso, ese beso del día de la madre al que no podemos renunciar.

Pero, las que somos “madres sin hijos, no volveremos a tener ese beso, ese abrazo, ni ese ramos de flores o ese regalo tradicional.

diamadre

(Felicitación de Helena en el día de la madre del año 94)

Por eso, queridas madres que sí tenéis más hijos, disfrutad de este día. Aunque os falte un trocito de vida. Esos otros hijos que tenéis merecen vuestro cariño, vuestro agradecimiento, vuestro abrazo.

Madres que a tientas y en la oscuridad

buscan el rastro de todos sus hijos.
Van hasta allí donde está la verdad,
buscan los rostros desaparecidos.
Madres de madres,
abuelas y madres,
madres sin hijos,
todas rebuscando a tientas en la oscuridad.

Madres sin más que un impulso de amor,
como un candil que ilumina lo oscuro.
Aun en la noche persiguen el sol.
Para su búsqueda no existen muros.

Madres de madres,
abuelas y madres,
madres sin hijos,
todas como lamparitas persiguiendo el sol.

Madres que guardan un algo común:
fueron robadas donde más dolía,
van construyendo un espacio común
paso a pasito como las hormigas.

Madres de madres,
abuelas y madres,
madres sin hijos,
madres todas construyendo un espacio de luz.

Madres heridas sin más que perder
cuando se arriesgan no piensan en ellas.
En su reclamo no anhelan poder
sólo la vida delata sus huellas.

Madres de madres,
abuelas y madres,
madres sin hijos,

“Madres”. Pedro Guerra

 

Querida Hija, un año más echo en falta tu regalo, tu beso, tu abrazo, toda tu persona. Sigo caminando por ese sendero sin fin, sin meta, sin mañana, en  que se convirtió la vida desde que tú no estás.

mihija

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Conmemoración, Correo sin entregar, Sentimientos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a El regalo del día de la madre

  1. Carmen Manjon Plaza dijo:

    Besos GORDOS Flor

Responder a Carmen Manjon Plaza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *