La Nada

calvosotelo

Mi infancia, y parte de mi adolescencia, se desarrolló en un lugar especial y poco común. No era un pueblo, ni ciudad, tampoco granja, aunque estaba rodeado de campo, y ese lugar desapareció, quedó arrasado, destruido y ningún vestigio de que allí un día hubo vida, trabajo, actividad.

Casi treinta y cinco años de mi vida laboral transcurrieron en la misma empresa, en el mimo lugar, pero poco antes de salir de ella, el edificio donde se realizó esa actividad, fue transformado, cambiado, y ahora pertenece a otra empresa, y en su fachada luce un nuevo luminoso, el logo de otra.

Mi labor de madre desapareció hace trece años, cuando un conductor borracho acabó con la vida de mi hija.

Incluso lo que escribo en este blog de Madres sin hijos, o en el de ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!, desaparecerá el día que deje de pagar el sitio web. Porque Internet es como escribir con agua.

cementerio1

Hasta la tumba en la que reposan los restos de mi hija, y a donde iré yo, también desaparecerá. Y el “polvo eres y en polvo te convertirás”, se cumplirá.

Pareciera que mi paso por la tierra está destinado a desaparecer, sin dejar rastro. Solo unos pocos que lean este texto, y con mucha suerte por mi parte, pueden que algún día recuerden a una mujer que firmaba como “la madre de Helena”.

Sé que diréis que es el fin de todos, desaparecer, pero en mi caso, al no tener más hijos, y si es verdad eso de que solo desaparece al que se olvida, será más fácil.

Si al final todo se pierde en la nada más absoluta, no sé por qué nos empeñamos en vivir jodiendo la vida al prójimo.

(Dedicado a una mujer anónima, a la que solo conocí de lejos, y ayer me enteré, que después de haber sufrido dos incendios de su casa, no por culpa de ella, sino de otros, su estado de salud no pudo superar el shock y murió. No tenía hijos).

Flor Zapata Ruiz, madredHelena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Correo sin entregar, Historias, Reflexiones, Sentimientos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Demasiado jóvenes para morir

Hubo un tiempo en el que los post de ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir! y Madres sin hijos, eran los mismos. Después, Madres sin hijos se dedicó más a los sentimientos y el duelo y Quiero Conducir más a la concienciación sobre  Seguridad Vial.

Pero el post de Hoy “Persiguiendo un sueño” une las dos cosas y tiene que estar también aquí:

Persiguiendo un sueño

calas Santiago

Es curioso el concepto que tenemos de la vida y la muerte, cada uno. Y cómo vivimos la vida unos, y como afrontamos la muerte otros. También, como alzamos la voz ante determinadas muertes, y como se sobrellevan otras.

Si se trata de perseguir un sueño, no hay edad, mucha publicidad, y aceptación. Si la muerte sobreviene por negligencia, o en carretera, se denominará accidente. Si es con un arma, normalmente se denominará homicidio o asesinato, pero pocas veces nos planteamos lo que una muerte acarrea a aquellos que quedan vivos.

Seguro que ayer se produjeron muchas muertes, con el mismo impacto en cada ocasión, aunque con distinta repercusión mediática.

Ayer moría el niño piloto, Andreas Pérez, después de su accidente en las pistas de carreras de Montmeló.  Ayer, también morían dos hermanos en un siniestro de tráfico en Carnota, Galicia.

Todas esas muertes no eran esperadas ni deseadas, pero habrán producido el mismo impacto en sus familiares y amigos. Los padres de Galicia tendrán el agravante de que no han perdido un hijo, sino dos. Los padres de Andreas, tendrán el consuelo de que su hijo murió haciendo lo que le gustaba.

Pero la mayoría de los que hemos pasado por la pérdida de un hijo nos preguntamos ¿por qué y para qué?

Hacemos todo lo posible por cuidar y proteger a nuestros hijos, pero en lo que se refiere a los toros o los coches esa es otra cuestión. Creo que en España la edad mínima para dedicarse a los toros es 16 añospor eso algunos se van a México. Para conducir un ciclomotor creo que son 15 años, que antes eran 14.  Con 16 años puedes conducir motos de 125 cc.  Con 18 se puede obtener el carnet de conducir coches, pero por supuesto, no se puede ir a 200 km por hora. Pero si es para competir, todo esto no cuenta. Aquí se puede ver un ejemplo.

Y yo, como madre, ahora una madre sin hijos, me pregunto ¿Qué diferencia hay entre vivir o competir?

Ayer una periodista decía del niño piloto que había muerto persiguiendo un sueño.

Los sueños hay que conseguirlos y vivirlos. Mi hija tenía también muchos sueños.

Y a estos nuevos padres sin hijos, mi solidaridad.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Correo sin entregar, Duelo, quieroconducirquierovivir, Reflexiones, Sentimientos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Otro cumple sin velas

cartehelena

Hoy, víspera de otro cumple sin velas de Helena, ha llegado esta bonita obra de arte. Es de metal y pintado. Una preciosidad de la mano de los artistas extremeños Mª Victoria Navarro y Rafael Sánchez. No es la primera cosa que le hacen a Helena, en vida siempre le hacían juguetes, marionetas, espejos, infinidad de cosas, porque ellos también querían a Helena.

Mañana, otro cumple sin velas, este para celebrar 34 años. Ya sería una gran mujer. Ya lo era con tan solo 20. Quién sabe si quizás ya fuera mamá, y yo abuela. Pero todo se rompió en un segundo, un día de primavera, cuando ella saboreaba las mieles del amor y la amistad, y el que la mató, solo el alcohol.

Mi querida hija, es tan difícil escribir, cada día más, porque, cualquier día, en las teclas del ordenador se va a producir un cortocircuito. El agua y la electricidad.

Esta noche soñaba que igual que teníamos que grabar en un disco cosas para que no se perdieran, también teníamos que grabar tu origen y a la vez, volverte a hacer. Esos sueños tan extraños pero que siempre, en el fondo, muestran una realidad: volverte a hacer. Si eso fuera posible.

Volver

recoger los fragmentos

de una imagen previa

con mano

ciega

sorda

enmudecida

 

espejo roto

que el tiempo ha afilado

 

inventar una historia donde encajen

devolver las prestadas a sus dueños

 

todas parecen piezas sobrantes o faltantes

“Cuerpo en sombra”. Isabel González Gil

Nuestro puzle ya nunca estará completo porque falta la mejor pieza. Nos faltas tú, y cada día tenemos que hacer un esfuerzo sobrehumano para que no se note, para que los demás sean felices, para no dar pena, para que otros crean que sus problemas son los mayores y no se den cuenta de que somos muertos vivientes.

Querida hija, gracias, por elegir mi vientre. Por llamarme “mamy” con y griega, por no quejarte jamás y sentirte orgullosa de llamarte Helena con “h”. Por decirme guapa cuando yo nunca me vi así. Por tantas y tantas cosas.

Cada día me siento

 más huérfana,

cada día más sola,

cada día más perdida.

No tengo tu regazo,

para consolar mis penas.

Y el mío está seco,

solo y frio.

Hasta el día en que,

loca de tanto vivir,

pueda ir a reposar en otro,

a ella

que salió de mí.

“Tu regazo”. Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Aniversario, Correo sin entregar, Sentimientos, sueños | Etiquetado , , | 2 comentarios

Feria del libro 2018

Hay muchas cosas que los padres que han perdido un hijo, dejan de hacer. Porque ya no te divierte lo que ante sí lo hacía, porque pierdes el interés por lo que te gustaba, porque te trae demasiados recuerdos, etc. Pero otras muchas siguen ahí.

Salvo algún año, nosotros hemos seguido cumpliendo con nuestra visita a La Feria del Libro de Madrid. Porque, a pesar de que en casa ya casi no entran más libros, y de que ya no hay un hijo que pueda heredar todos esos libros que nosotros no tuvimos, seguimos amando los libros.

Hoy reflexionaba en voz alta y me decía: pero cómo puede haber tantos libros, cómo puede haber tanta gente que escribe y que tiene cosas que contar, y cómo, alguna vez, se me pasó por la cabeza que yo podía escribir, habiendo tantas personas que lo hacen tan bien.

Y casi sin pensarlo, sin buscarlo, no he comprado un libro de un escritor conocido, no he buscado el título más conocido, el de mayor actualidad, sino que me he topado con alguien completamente desconocida para mí. Y así, por la portada, que tenía mariposas (ya sabéis de mi debilidad por las mariposas), por su título, y porque el primer poema por el que se ha abierto el libro hablaba de escribir con palabras sin pies ni cabeza, me he comprado el libro “Cuerpo en sombra” de la escritora Isabel González Gil, X Premio Internacional de Poesía “Gastón Baquero”.

33493032_1632787120181410_7969223727948759040_n

Siempre voy buscando esos poemas que expresen mis sentimientos, esos que yo no soy capaz de escribir, y el título era de lo más sugerente: “Cuerpo en sombra”. ¿El mío, el de Helena?

De momento he encontrado cosas bonitas y que me recuerdan  mi estado de ánimo:

Tejer y destejer

el sentido

partitura de notas vivas y fantasmales

a diario subes y bajas

la escalera de lo amorfo a lo humano

olvidas, revives, vuelves

eres sin cesar extraña e íntima…

Y hasta una cita que es un poema de Gloria Fuertes, mi favorita.

Suerte, mucha suerte, Isabel González Gil, siento no ser una buena crítica literaria. Solo soy una pobre madre sin hijos.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Historias, Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

Perder un hijo en “accidente de tráfico”

helena

Se cumplen trece años de la muerte de mi hija en “accidente de tráfico”.

Recuerdo que hasta yo misma pronunciaba esas palabras cuando me dirigía hacia la casa cuartel de la Guardia Civil, desde donde habían llamado por teléfono para dejar ese maldito mensaje: Si son los familiares de Helena, pónganse en contacto con el siguiente número…

Sí, y yo llamaba a mis familiares más cercanos y les anunciaba que Helena se había matado en un accidente de tráfico.

Pero ese “se ha matado duró tan solo unas horas”. Cuando cubríamos su cuerpo con un verde manto de hierba, un familiar ya supo que el causante de la muerte de mi hija, era puesto en libertad, y que iba borracho.

esquela

Primero comencé a hablar de un “mal llamado accidente de tráfico”, y después de trece años, mi hija no se mató en un accidente de tráfico, a mi hija la mató un conductor borracho. Y muy pocos son los que se matan en un accidente de tráfico. La gran mayoría, se matan por culpa de otros, o los matan otros.

lazonaranjaaniversario

Y sea como fuere, la miseria más grande se apodera de tu vida y tu casa. Porque pierdes lo más importante de tu vida, y con ello, la salud, la alegría, el presente y el futuro. Y aunque te pintes de colores y te pongas la máscara, telarañas cuelgan del corazón.

cala

Querida hija, es imposible escribir esto sin llorar. Es imposible arrancarme esta pena después de trece años. Es imposible cerrar este duelo porque la pérdida de un hijo es el dolor más grande que se puede sentir, y ese duelo es eterno, igual que el amor por ti.

No puedo seguir.

Te quiero, te quiero, te quiero…No me olvides.

No te olvidamos.

El día que me dejaste vi el mundo

como una casa imposible de habitar,

vi las nubes como países en los que no amanecería

y los árboles como seres atormentados que hablaban

con nuestras palabras perdidas,

 

sentí que ya no tenía ninguna vida para dar a nadie

y que tampoco tenía una vida para mí…

Manuel Juliá. El sueño del amor.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Alcohol, Conmemoración, Correo sin entregar, Muertes en carretera, Víctimas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Gabriel ya está con el hada Helena

cuentosdelhadahelena

Si nos levantábamos con el triste recuerdo de las víctimas del 11-M, a la hora de comer nos impactaba la triste noticia del hallazgo del cuerpo del pequeño Gabriel. Un triste recuerdo quedaba casi ignorado por otra triste noticia.

Y cuando escuchaba la noticia y el bello se me erizaba, de repente, una moneda saltaba sobre la encimera haciendo ruido y llamaba nuestra atención.

Sé que si no explico este detalle para muchos nos les dirá nada. Me explico:

Los padres que pierden un hijo no lo superan jamás, pero aprenden a vivir con esa pérdida, y eso es lo que hemos hecho muchos. Los que tienen creencias religiosas se aferran a ellas. Muchos hablan de señales y las esperan , las buscan, las sienten y las creen.

Los que me siguen, los que me conocen, saben que mi terapia, al perder a mi hija, fue escribir, y muchos conocerán “Los cuentos del hada Helena”  (El enlace a Soopbook.es, ya no existe porque esta página ha cerrado).

Sin saber cómo, yo convertí a mi hija en un hada. Un hada buena que ayudaba a los niños, pequeñas víctimas, a llegar a otro mundo. También a salvar vidas en siniestros viales. Y poco a poco, la figura del hada Helena se fue formando, y apareció “El País del rey Melenao”, lleno de pequeños animales en los que se transformaban los niños que llegan hasta allí ayudado por el hada.

Una madre que no perdió su hijo, pero quedó gravemente herido en un siniestro de tráfico, me enseñó que cuando nos encontramos alguna moneda es una señal de nuestros seres queridos.

Y yo que digo que no creo en señales, y que inventé al hada Helena, hoy, cuando daban la triste noticia de Gabriel, el teléfono de Helena, que mantenemos, y que normalmente y por culpa del imán de su funda, lleva casi siempre pegado una moneda, de repente esta ha dado un salto y ha caído sobre el mostrador. El teléfono llevaba tiempo sobre el mostrador y nadie lo había tocado ni movido.

señales

En ese momento, y yo que no creo, he sabido que Helena me estaba comunicado que Gabriel estaba con ella en “El País del Rey Melenao”.

Queridos padres de Gabriel: Como casi toda España, he seguido con gran inquietud vuestra búsqueda angustiosa y este triste desenlace. Siento vuestro dolor porque los que hemos pasado por la pérdida de un hijo sabemos lo que es. No hay consuelo, al menos durante mucho tiempo, pero quiero deciros que Gabriel está con el hada Helena y ella lo cuidará porque le encantaban los niños. No tendrá miedo y Helena lo acompañará y sonreirá con él, porque ella también era muy sonriente. Y se unirá a Diego y Adrián, los guardianes del agua, y a la pequeña Julia, y a Ruth y José, los guardianes del fuego, y junto con Alejandro y otros más, nos observarán y nos cuidarán desde ese lugar donde están. Vuestro dolor es el mío. Un fuerte abrazo.

Hay días que ni la señales mejoran el dolor, pero alivian la espera, o nos dan esperanza.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

 

 

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Correo sin entregar, Cuentos, Desaparecidos, Duelo, Sentimientos, Víctimas | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Las mujeres toman la calle

Querida Hija: Hoy es un día especial que lo habrías disfrutado enormemente. Hoy, 8 de marzo, las mujeres han tomado la calle para pedir igualdad. Hoy, tú deberías estar en esa manifestación, como en aquella de la guerra.

Este 8 de marzo, “Día Internacional de la mujer”, las mujeres han dicho basta. No más discriminación en sueldos, trabajos, derechos. Y gritan, respeto, no más machismo, igualdad, y en contra de la violencia machista.

Hoy las mujeres han hecho huelga. Las que ya no tenemos un trabajo remunerado, nos hemos solidarizado con las que trabajan y han dejado de hacerlo hoy. Y todas por unas y otras.

Las que trabajamos en casa hemos colgado el delantal, y hemos tratado de hacer también esa huelga en nuestras casas.

delantalcolgado

Por todo ello hoy es un día más para añorarte, para echarte de menos. Tú también habrías gritado “este mundo no nos gusta y los vamos a cambiar”.

En definitiva, un día muy emocionante. Ojalá mañana haya cambiado algo, pero me temo que necesitaremos todavía muchos años para cambiar esta sociedad. Porque lo que más me preocupa es que la mano que mece la cuna, en su gran mayoría, seguimos siendo las mujeres. Entonces ¿por qué sigue existiendo machismo? ¿Por qué existe violencia de género? ¿Por qué seguimos siendo las mujeres las que llevamos las tareas del hogar? ¿Por qué algunos hombres sigue ejerciendo su fuerza sobre la mujer? Algo estamos haciendo mal las mujeres.

Hoy se han unido las mujeres, todas, de cualquier profesión, especialmente las de los medios de comunicación, y han dicho que si nos paramos, se para el mundo. Y yo esta mañana he mostrado este mensaje:

¡Arriba mujeres! Somos el motor del mundo. Por nuestras manos pasa lo mejor y más importante de este mundo. Por eso nos merecemos el respeto e igualdad de oportunidades. Para mí hoy no es un día en contra de los hombres, sino un día a favor de la mujer. Y un día para alabar a todas aquellas mujeres que consiguieron que nuestra vida fuera mejor y día a día, tuviéramos más derechos y libertades. ¡Las mujeres movemos el mundo! Flor Zapata Ruiz, madredHelena.

Ya sabes que yo siempre me definía como una feminista venida a menos, y papá siempre decía que el mundo sería de las mujeres, así que te puedes imaginar cual es nuestro estado de ánimo en este día.

Lo que me preocupa es que mañana, después de este día, y como dice la canción, en las calles queden abandonadas banderas de papel y cada uno vuelva a su portal, a su sillón, a su función, y sigamos con la discriminación.

Querida Helena, si ayer fue un mal día, hoy tu ausencia era insoportable. Y cada 8 de marzo faltará tu voz para sumar a otras mujeres. Pero mientras nos quede vida, nosotros estaremos por ti.

diadelamujer

(Dibujo realizado por Helena)

Flor ZapataRuiz, madre de Helena. Un conductor borracho la mató.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Conmemoración, Correo sin entregar, Mujeres, Sentimientos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Gabriel Cruz Ramírez

Como sabéis, cada día me cuesta más escribir. El atasco emocional me bloquea, y la necesidad de escribir y llorar de antes, el dichoso “Face” lo  suple con unas cuantas frases. Pero hoy, los padres de Gabriel Cruz Ramírez, su angustia, su dolor por esa dramática búsqueda, me ha hecho entrar en el blog.

Este blog cuenta con muchos escritos solidarios, aunque ya hace mucho tiempo, de otras desapariciones, y mi sentimiento de mal presagio. Esta vez, el pequeño Gabriel me toca de cerca porque mi relación con Almería y con la zona donde ha desaparecido, es muy cercana.

Creo que no hay ningún padre que no haya sentido por unos segundos la angustia que viven estos padres cuando en algún momento nuestros hijos se han soltado o adelantado y por unos segundos has perdido el contacto visual. Entonces, el rostro se desencaja y gritas su nombre como si la tierra se abriera. En la mayoría de los casos es un segundo y de repente lo tienes delante o detrás de ti. Pero estos padres que ya llevan días sin verlo deben estar destrozados.

Cuando vivimos un tiempo en el que echamos en falta esa libertad de la que disfrutamos nosotros, jugando en la calle, corriendo, saltando, y por desgracia nuestros niños en las grandes ciudades no lo pueden hacer, que suceda un caso así en un lugar pequeño donde aparentemente los niños viven mejor en este sentido, nos conmueve más aún.

Este es Gabriel, que su rostro esté por todos lados puede que ayude, y aquí está mi granito.

28378250_10160000144030183_1824897894861561034_n

Mi solidaridad con esos padres en este momento. Ojalá aparezca pronto y en buen estado. No me gustaría que como en otras ocasiones, se cumpla un mal presagio. Espero que esa bufanda azul que porta su madre y que en otras fotos se le ve a Gabriel, les de mucha suerte.

Ánimo, padres de Gabriel, todos estamos con vosotros.

Flor Zapata Ruiz, madredHelena.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Correo sin entregar, Desaparecidos, Sentimientos, Solidaridad | Etiquetado , | Deja un comentario

Carta a los padres de Alejandra

calamayo

(Alejandra, joven atropellada y abandonada en la M-117, el pasado 14 de enero de 2018)

Queridos padres de Alejandra:

Esta noche apenas he dormido pensando en vosotros. Sí, recordaba esa noche en la que todavía no había podido ver el cuerpo de mi hija y tenía la esperanza de que al hacerlo diría, “se han confundido, no es mi hija”. Porque eso será lo primero que os tocará aceptar, que es vuestra hija.

Es dolor os dejará parados, en shock, pero yo os aconsejo que no dejéis pasar mucho tiempo. Si vuestro estado no os lo permite, dejarlo en manos de alguien de la familia, pero no perdáis un minuto. Buscar un buen abogado. Y si es posible, unos buenos investigadores en “criminología vial”. Aunque normalmente la investigación de la guardia civil de tráfico suele ser muy buena. No esperéis que la justicia haga lo que tenga que hacer. Adelantaos.

Sé que decir esto a unos padres que acaban de perder a una hija es muy duro, pero la justicia no os la devolverá. Ni siquiera os compensara de la mejor forma, porque no hay compensación que valga una vida, ni castigo que sea comparable al que, a partir de ahora, vais a sufrir.

Para la justicia será un caso más, ellos jamás verán a Alejandra, y sus apuntes esparcidos por la cuneta, eso solo será para vosotros.

Atropellar a una persona y abandonarla es un hecho criminal, pero todo lo relacionado con lo que llaman “accidente de tráfico”, no tiene el mismo valor que cualquier otro hecho criminal.

En principio, no perdáis el tiempo con la vía, el estado, la iluminación, la no existencia de arcén. Ir contra la administración es la tarea más ingrata e infructuosa que he visto. Casi nunca se consigue nada, y eso solo le exculpa a él. Ya tendréis tiempo de iniciar una lucha contra esa situación. Conozco el caso de una urbanización en Garrucha, Almería, en parecida situación, sin un paso, con una circulación endiablada, y desde hace años, y no han conseguido nada.

Y armaros de paciencia y fuerza. Al hecho de perder a vuestra hija, hay que unir el dolor que produce tener que pasar por un juicio, ver cara a cara al culpable, y recibir una sentencia que nunca será suficiente, para la perdida que habéis tenido.

Yo solo soy una madre, ahora una madre sin hijos, por haber perdido a mi única hija, no tengo un lenguaje adecuado a términos jurídicos o de investigación, pero lo primero que pediría es que a ese culpable se le realicen todas las pruebas necesarias para saber si conducía con ciertas sustancias. Y digo sustancias, porque pasadas ya las horas que han pasado, no se puede saber si conducía bajos los efectos del alcohol.

También, y muy importante, que no haya ningún resquicio para que esta persona pueda marcharse del país. Lo mejor sería prisión preventiva, pero puede que te digan como a mí: que dado el tiempo que transcurre hasta que sale el juicio y que las condenas por “accidentes de tráfico” son tan bajas, ningún juez permite una prisión preventiva porque el culpable estaría más tiempo en prisión que lo que luego dictaminaría la sentencia.

Todo esto es lo primero que me ha salido desde la rabia, desde el dolor de ver unos nuevos padres que comienzan este camino, pero desde mi corazón, solo puedo deciros que estoy muy cerca de vosotros si necesitáis mi ayuda afectiva para estos momentos. Solo los que hemos pasado ya por ello, sabemos de vuestro dolor.

Vuestro dolor es el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena. A mi hija la mató un conductor con alcohol.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Correo sin entregar, Duelo, Muertes en carretera, Víctimas | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Trece Finales Sin Ti

helena

Cada año es más difícil este resumen, porque vivir no es conocer las noticias de ese año, vivir es respirar, amar, conocer, disfrutar un atardecer, besar a los que quieres, discutir y reconciliarse, luchar por lo que se quiere, en una palabra, disfrutar de la vida, y con este resumen yo no te traigo a la vida.

Empezaré por los que se han ido:

De la familia, se marchó la tía Antonia, aunque como dice un anuncio (que a ti tanto te gustaba analizar los anuncios), ya hacía tiempo que se había marchado.

También se han marchado político, cantantes, actores, escritores, pero creo que ninguno es de los que tú puedas recordar. Y este año se han marchado muchas mujeres, algunas muy jóvenes, a las que les han dado muerte sus parejas. ¿Qué estamos haciendo mal para que siga habiendo esa desigualdad y hombres y mujeres sigan enfrentados?

Tus amigos:

Siguen adelante. La gran mayoría son papás y mamás, algunos de más de uno, y todos tienen unos hijos preciosos, como habrían sido los tuyos. Pero de todos ellos este año destaca Álvaro, que ha sido papá de una niña preciosa. Y como la vida no se corta, hay algunos que ya están esperando el segundo para el próximo año. También ha sido un año  de alguna boda, como la de tu amiga Natalia. Estuvimos invitados, a Grecia, habría sido precioso asistir a una boda griega, pero aunque han pasado tantos años, aún no podemos.

La Política

La política está hecha un asco. Ahora ya no es que unos partidos van contra otros, pero salen de la cámara y todos son tan amiguitos y se van a comer juntos. Ahora hay una parte de España que quiere separarse. Y de repente, vecinos, familias, amigos, se encuentran unos frente a otros, porque piensan distinto. Y las calles se han llenado de banderas, y yo creo que eso no es bueno, cuando las banderas separan y no unen. Al principio a mi me asustó mucho, porque recordé cosas que me contaron los abuelos, pero creo que se solucionará. Lo que más me preocupa es que hemos apartado el interés de algo mucho peor: La corrupción.

lasbanderas

(Las banderas de mi casa. Obra de Celsa Sánchez)

La Carretera

La carretera se sigue cobrando vidas. Este año ha subido el número de víctimas. Nada que ver con el año en que te mataron, pero sigue habiendo nuevas familias que en estas fechas están como nosotros: sin tener nada que celebrar. Eso sí, cada vez está peor visto conducir con alcohol, aunque ahora lo hacen con drogas. También lo hacían antes, pero no se controlaba. Y siempre quiero pensar que tu vida sirvió para que otros se dieran cuenta que el alcohol que uno toma, mata a otro.

esquela

La música

Este año el bombazo es una canción que se titula “Despacito”. Y así, despacito, pasito a pasito, nos vamos acercando a ti. Pero tenemos la alegría de que seguimos en contacto con Diana Navarro, y nos vemos cada año, y disfrutamos de su voz y sus abrazos.

Y este año el vídeo va a ser de ella. Podría poner cualquier canción de su disco Resiliencia, porque en casi todas ellas nos vemos reflejados, y aunque tratamos de aplicarnos sus letras, es difícil.

…”Yo me voy a querer, voy aprender a vivir sin tu amor y yo me voy a querer, voy a salir de tu vida sin ti y voy a seguir queriéndome voy aprender a caminar sola sin sentir el agobio del tiempo, lanzaré mis sonrisas al viento está vez no tendré ningún miedo”.

Querida Hija: Es probable que llegue un día en el que ya no sea capaz de escribirte este resumen, porque cada vez me cuesta más. Porque cada año que pasa, las heridas adquieren un borde más duro, y es más doloroso sangrar, y aunque pareciera que el tiempo lo cura todo, no es verdad. Solo es más difícil llorar, porque si al principio llorar es un consuelo, con el tiempo la fuente se seca, tu cuerpo llora y el desahogo que producen unas lágrimas no se produce, porque la fuente no mana.

Con lágrimas o sin ellas, nunca te vamos a olvidar, porque tú has sido y eres nuestra vida, nuestro objetivo, nuestra lucha, nuestra finalidad de vida, y sin ti ya no tiene sentido.

Te quiero, te queremos, y siempre estás con nosotros.

felicit

(Felicitación de Helena)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena. Un conductor borracho la mató el 17 de abril de 2005.

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Publicado en Conmemoración, Correo sin entregar, Muertes en carretera, Sentimientos, Víctimas | Etiquetado , , | 1 comentario