Madres sin hijos cumple seis años

Este blog cumple seis años. El primer post lo escribí el 24 de septiembre de 2006, pocos meses después de haber iniciado el de ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!, con la finalidad de que las madres leyeran los temas de seguridad vial y fueran agentes en el cambio de usos y costumbres a la hora de conducir.

Pero este blog adquirió personalidad propia. No es un blog de duelo, al uso. Tampoco es un blog de seguridad vial. A veces es un blog de denuncia. Otras, es un inmenso correo sin entregar. Incluso fue la primera editora de «Los Cuentos del hada Helena». Fueron vuestras historias y vuestro dolor lo que me llevó a escribir esos cuentos y dedicarlos, especialmente, a los más pequeños de nuestros desaparecidos, y por la peor causa, la culpa de otro: Diego y la pequeña Julia. Después, hubo otros cuentos, para otros, madres o familiares de víctimas y el último, el más doloroso, para la pérdida que llevamos todos en nuestro corazón: Ruth y José.

Pero sobre todo este blog es el germen de la creación de un gran grupo: el grupo de «Madres sin hijos». Un grupo de madres que han perdido algún hijo, algunas hasta dos, que nos hemos ido conociendo a través de la pantalla de un ordenador, y que ha ido creando una red de solidaridad con el alma, para los momentos difíciles y de máximo dolor.

A través de este blog y del grupo Madres sin hijos, creado en Facebook, madres con hijos perdidos por cualquier circunstancia: accidentes de tráfico, enfermedad, violencia de género, terrorismo, asesinato o suicidio, se unen, se escriben, se consuelan, se intercambian fotos, se ayudan cada vez que una cae en la tristeza por su pérdida y siempre hay alguna con fuerza para consolar a otra, aunque la pérdida de un hijo no tiene consuelo.

En estos seis años, este blog casi ha dejado de contar historias de Helena, de plasmar mis sentimientos, de traer historias de accidentes, para dar paso al recuerdo de muchos otros hijos, con sus fechas de cumpleaños o aniversarios.

En estos seis años, nos hemos puesto cara de una en una, de dos en dos y hasta en un grupo más numeroso en nuestro primer encuentro de Madres sin hijos: Duelo compartido.

Este año tendría que ser nuestra segunda reunión, pero aún no puedo convocarla por problemas familiares, pero os prometo que la haremos, aunque no os pueda prometer una sorpresa tan especial como la de ese año.

Este blog, con más de 600 artículos, ninguno especialista en nada, solo lleno de dolor y experiencias vividas, escritos por esta madre y por las cartas a sus hijos de otras madres, se ha convertido en una referencia para muchas madres en España y América Latina. Una forma de encontrar a iguales y saber cómo se sobrevive, aunque parece imposible, a la pérdida de un hijo.

Por eso, me encuentro muy orgullosa de vosotras, compañeras de dolor. De todas las que habéis dado pasos para llegar a un pozo, pero le habéis rodeado y no os habéis tirado.

Me encuentro orgullosa de que cada una de vosotras se ha encargado de otra. Que yo no he tenido nada más que alimentar este blog, y vosotras habéis hecho todo el trabajo. Vosotras sois las que os encargáis de chatear y así ayudáis a otras.

Me siento contenta de que también muchos padres han encontrado ayuda en este blog y en otras madres, no olvidemos que detrás de una madre sin hijo, hay también un padre, porque lo más difícil es compartir el dolor con tu propia pareja, porque piensas que le va a hacer sufrir Aún más. Y así, viviendo el mismo dolor, cada uno lo comparte y expresa de manera diferente.

Queridos amigos y amigas, este blog sigue estando dedicado a todas las Madres que han perdido a sus hijos, por las acciones de otros, por las omisiones de tantos, por la culpa de todos. Y a las que van a ser Madres, para que no los pierdan. Y a las mujeres en general.

Pero es de todos los que hayan sufrido una pérdida, porque El dolor compartido no es menor, pero es más llevadero.

Gracias, a Vanessa, mamá de Diego, por hacernos un vídeo tan precioso. Faltan muchos de nuestros hijos, pero es por ellos, por todos ellos. Y creo que es un buen regalo de aniversario.

Y sigo dando las gracias a Célsa Sánchez, la autora de la imagen de Madres sin hijos, la cabecera de este blog. También en Madres sin hijos, en mi página de quieroconducirquierovivir.com, aunque no estén todos los artículos de estos seis años.

Os quiero, muchos besos.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Aniversario, Duelo, Mujeres, Reflexiones, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *