Morir de pena

Fue una amiga, y también madre sin hija, quien me informó de la muerte de la madre del pequeño que murió arrollado por una carroza de la cabalgata de Reyes en Málaga. No me había enterado.

Mi primer comentario: no extraña, se habrá suicidado. Y ella, enseguida me dijo: no, no se sabe. Simplemente ha podido morirse de pena. Yo tenía una clienta que se murió de pena.

Hoy, cuando buscaba información para este post he leído que esta madre que perdió a su niñito en la cabalgata no estaba muy bien del corazón. Imaginaros, si los que lo tenemos bien se nos estropea, después de una cosa así, cómo puede afectar a los que ya no lo tienen.

He sentido una gran pena por esta madre. Y una vez más he reflexionado sobre el drama de perder a un hijo, sea por la causa que fuera.

Y buscando más, he encontrado que la causa fue cerrada por que no se encontró delito. Palabras textuales que aparecen en un medio: El juzgado archivó la causa al no ver indicio de delito ni de falta en este caso; y señaló que, aun cuando pudiera existir una “falta de cuidado” por parte del conductor y del coordinador de seguridad, calificó ésta de “levísima, carente de entidad para configurar penalmente la falta de atención padecida”.

La fiscalía de Málaga había decidido este mismo mes, unirse a la petición de la familia para que se reabriese el caso.

La muerte de un hijo no es algo “levísimo” y puede llevar a otras muertes.

Las cabalgatas de reyes tienen que tener más medidas de seguridad. La cabalgatas y cualquier otro evento.

Y vosotras, queridas madres sin hijos (lo sé por experiencia), que muchas habéis pensado, soñado, fantaseado, imaginado, con quitaros de en medio en algún momento, mucho cuidado. Cuando esa imagen pase por vuestras cabezas, buscad ayuda. No está demostrado que directamente fuéramos a encontrarnos con ellos, y tenemos que seguir aquí para seguir recordándolos, para llevarles flores, para que no les olviden, para pedir justicia, para terminar aquello que dejaron a medias, para cuidar a otros hijos, las que los tienen o, simplemente, para que otras no los pierdan.

Mi más sentido y cariñoso abrazo para con esta familia que suma un nuevo dolor.

Y para el resto de madres, cuidaros mucho. La pena es como un bichito que te va comiendo y reconcomiendo poquito a poco.

¡Ay, pena, penita, pena -pena-,
pena de mi corazón,
que me corre por las venas -pena-
con la fuerza de un ciclón!
Es lo mismo que un nublado
de tiniebla y pedernal.
Es un potro desbocado
que no sabe dónde va.
Es un desierto de arena -pena-,
es mi gloria en un penal.
¡Ay, penal! ¡Ay, penal!
¡Ay, pena, penita, pena!
(Autores Quintero, Leon y Quiroga)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por un conductor con alcohol.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Duelo, Reflexiones, Sentimientos, Solidaridad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Morir de pena

  1. oliva dijo:

    Es cierto Flor, a mi también me han dado ganas de abandonar, este mundo de mierda. en que la gente se cree inmortal y el dolor que existe a su alrededor no les duele, ese egoísmo, y la necesidad de irte con tu hija, hay días que puede mas que todo lo demás, te cansas de luchar. Para que, para quien, si nos vamos a morir, que sea pronto. Por que hay días que no resisto estar en esta mierda de vida.

  2. Ines,hermana de Lourdes dijo:

    Mi pobrecita madre dice que el insoportable dolor que la produce la ausencia de su hija la ha trastornado la cabeza,a sus 85 años dice que la vida es una mentira y que ser bueno y luchador no conduce a nada,habiendo gente tan mala…no comprende como puede seguir en este mundo sin su hija,y se quiere ir,ir con ella cogida de su mano y correr,así como se la imagina.A nuestro grandisimo dolor por la perdida de nuestra hermana se une la inmensa pena de ver a nuestra madre padecer este inmerecido sufrimiento.Ines hermana de Lourdes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>