Otro tipo de préstamo

Carta a nuestros gobernantes, Nacionales y Autonómicos.

La DGT ha anunciado que facilitará préstamos a 1 € al día, para que los jóvenes puedan obtener el Carnet de Conducir, de esta forma, a cambio de que asistan a 10 horas de Educación Vial.

Con esta medida, es de entender que la intención de la DGT es que los jóvenes salgan bien formados y siendo conductores responsables, para así evitar accidentes. No me parece mal.

Es más, igual que la Seguridad Vial debe ser una asignatura obligatoria en los colegios, yo iría más allá.

Igual que una persona puede hacer la carrera que más le guste o para la que esté capacitado o aquella a la que puede acceder y el estado se lo facilita y la persona emplea en ello el importe de una matrícula , los gastos de libros, e incluso en algunos casos puede obtener becas y su tiempo, yo pediría que la enseñanza, entrenamiento y obtención del carnet de conducir, estuviera subvencionado por el estado. Así, no habría la posibilidad de reducir clases prácticas para gastarse menos en su obtención.

Pero no es ésta mi petición a los gobernantes.

Mi petición está dirigida a un mayor y mejor medio de transporte público.

Todo lo anterior está muy bien pero, ¿Porqué todo el mundo ha de tener un coche o depender del coche propio para poder desplazarse con facilidad?

Hay personas que no les gusta conducir. Hay padres que no se pueden permitir comprar un coche a sus hijos. Hay jóvenes que quieren volver a sus casa después de las salidas nocturnas y no lo pueden hacer porque no tienen facilidad de transporte público.

Hace unos días, en unas reuniones mantenidas por la DGT y asociaciones de jóvenes, fabricantes de bebidas y hosteleros, se debatía este tema y el propio director de la DGT decía algo así como que sabían que no podía pedir que todos los jóvenes que salen de marcha vuelvan en transporte público, porque eso sería imposible.

Y yo digo, tampoco todas las personas que se trasladan cada día a sus centros de trabajo lo pueden hacer. Si lo hicieran los transporte públicos se colapsarían aún más.

¿Saben que por ejemplo, aquí en Madrid, en la estación de Atocha, la propia vigilancia de la estación de los trenes de cercanías, tienen que ponerse en el adén y en el principo de las escaleras, para ir cortando el flujo de viajeros, cuando los andenes están llenos, y empujar a los propios viajeros para que se puedan cerrar las puertas? ¿Qué pasaría si los miles de conductores que cada mañana y cada tarde para volver a casa, que se pasan horas en los atascos de las vias, decidieran tomar el autobus, el metro o el tren?

Señores gobernantes, les pagamos para que hagan algo más que echarse cosas en cara o prometer, prometer, como diría el dicho, hasta que estan en el poder y después no me acuerdo.

Potencien el transporte público, como se hace en los paises Europeos, con mayor tradición en educación, movilidad y menor número de víctimas.

Por ahí es por donde hay que empezar.

Ese es el mejor préstamo a interés «0» que pueden conceder a las personas que vivimos en este País. Ese es el mejor interés que se puede negociar. No nos dejen todo el trabajo a los padres.

¿Saben que hay padres que se ocupan de contratar taxis para que recojan a sus hijos y los traigan a casa? ¿Saben que hay otros que tiene que trasnochar como sus hijos para ir a recogerlos? ¿Saben que los «after» proliferan porque hay jóvenes que no pueden volver antes a casa y así esperan hasta que el transporte público funciona por las mañanas? ¿Saben lo que supone eso en consumo de alcohol, drogas, etc.?

¿Saben que clase de juventud estamos educando? A la que Uds no tienen ningún interés en ayudar, en ningún sentido.

Publicado sábado, 30 de junio de 2007 15:04 por FZ_madredHelena
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Reflexiones, Sentimientos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *