Para que no me olvides

Cuando vuelvo a casa con el ánimo decaído y cansada anímicamente por tener que luchar con la vida que me queda, esa vida que, creo, ya no me depara nada agradable, me tiro en el sofá y veo alguna  película. Películas que me traen, siempre, muchos mensajes. Este fin de semana ha habido dos que me han gustado especialmente.

“Para que no me olvides”, cuya reseña en el periódico decía, “…la necesidad de mantener viva la memoria para que los ausentes permanezcan”. Y me ha traído muchos recuerdos del momento increíble en que te dan la noticia de la pérdida. Cuando te enfrentas a una nueva vida, cuando se te rompe tu mundo  y no sabes cómo volverlo a recomponer y las diferentes formas de afrontar una pérdida.

Y si esta película, era la película de nuestras vidas una vez rotas las de nuestros hijos, “Los chicos de mi vida”, que no tengo ni idea porque se llama así en español y en inglés  “Riding in cars with boys”, adaptación del libro autobiográfico de la escritora Beverly Donofrio,  era la otra película, tierna y emotiva que te presenta los otros problemas que te da la vida con los hijos.

 

Padres-hijos-padres, el ciclo de la vida. Esa relación tan invertida que yo mismo padezco en este momento. Ese ciclo que cuando se  trastorna, se trastoca, hace más cuesta arriba la vida.

Y siempre el mismo mensaje: el amor más grande del mundo, el que existe entre padres e hijos.

Y para terminar, una canción. Una canción que había escuchado miles de veces pero que al estar en inglés nunca había reparado en su letra:

Cuando quiero tenerte en mis brazos/ Cuando te quiero y deseo tus encantos
Siempre que quiero tenerte, todo lo que tengo que hacer es/Soñar, soñar, soñar, soñar.

 

Que melancolía produce esta pena mía.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

“All I have to do is dream”

 

Soñar, soñar, soñar, soñar.
Soñar, soñar, soñar, soñar.

Cuando quiero tenerte en mis brazos
Cuando te quiero y deseo tus encantos
Siempre que quiero tenerte, todo lo que tengo que hacer es
Soñar, soñar, soñar, soñar.

Cuando me siento triste en la noche
Y necesito que me abraces fuerte
Siempre que quiero tenerte, todo lo que tengo que hacer es
Soñar.

Puedo hacerte mía, probar tus labios con sabor a vino
Cuando sea, noche y día
El único problema es, que se me va la vida soñando
Te necesito tanto que podría morir
Te amo tanto y es por eso que
Siempre que quiero tenerte, todo lo que tengo que hacer es
Soñar, soñar, soñar, soñar.
Soñar.

Puedo hacerte mía, probar tus labios con sabor a vino
Cuando sea, noche y día
El único problema es, que se me va la vida soñando
Te necesito tanto que podría morir
Te amo tanto y es por eso que
Siempre que quiero tenerte, todo lo que tengo que hacer es
Soñar, soñar, soñar, soñar.
Soñar, soñar, soñar, soñar.

The Everly Brothers

Publicado domingo, 14 de febrero de 2010 23:51 por FZ madredHelena

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Duelo, Historias, Mujeres, Música, Grupos musicales., Sentimientos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *