Truco o Trato

Truco o Trato

La primera vez que oí esta frase “Truco o trato” fue en inglés y no supe que querían decir. Fue en Londres donde unos niños disfrazados se acercaron a mi marido y a mí. En aquel momento no tenía ni idea de inglés, bueno, ahora tampoco sé mucho y por entonces en España no se sabía nada de esta tradición de “Halloween”

La siguiente vez que la escuché fue de boca de mi hija, cuando tenía 6 años y tampoco la entendí, la decía en inglés , pero en un inglés aprendido unos días antes.

Había comenzado en un colegio nuevo y vino diciendo:
– Mamy, mañana tengo que ir disfrazada de bruja al colegio, es Halloween.

Eran las siete de la tarde. ¡De donde sacaba yo un disfraz de bruja!. Estoy hablando de hace 16 años, cuando aquí todavía casi no se sabía lo que quería decir esta fiesta. Lo más que encontré fue un jersey y unos leotardos negros.

Después de acostarla, busque las bolsas de la basura y comencé apegar como una loca unas con otras, después las corté en forma de pico y por ultimo las cosí con un frunce a una cinta negra.

Por la mañana mi hija ya tenía un disfraz de bruja.

Después cuando la recogí por la tarde le pregunté:
– ¿Qué tal Helena?
– Sólo yo he ido disfrazada.
¡Claro!, no me extraña, ¿Quién iba a preparar un disfraz en una noche?
Pero Helena era así, ponía mucho entusiasmo en todo lo que le decían y su madre… más.

Esta tarde unos niños han llamado a la puerta con la famosa frase “Truco o trato”, no he podido abrir.

La vida me ha hecho un gran truco y yo no había hecho ningún trato.

Publicado martes, 31 de octubre de 2006 20:33 por FZ_madredHelena
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Duelo, Sentimientos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *