El final del verano

banderas de papel

 

(Banderas de papel, verdes, rojas y amarillas. Fiesta)

Cuando la plaza se llena de banderas de papel, verdes, rojas y amarillas, ha llegado el final del verano.

Querida hija: Otro verano más, y ya van diez, sin tu presencia. Sí, ya sé, da igual verano, invierno, otoño o primavera, cualquier época es propicia para recordarte y echarte de menos, pero el verano, época de vacaciones, más tiempo para estar juntos, la playa, las fiestas del pueblo, eran tantos momentos de convivencia, de complicidad, de pasarlo bien, que se cortaron de raíz, de golpe, en un segundo… ¡Cómo no llorar tu ausencia de una forma especial!

Esta noche ya está preparada la fiesta de la piscina. Ese es ya el punto final al verano. Y a partir de aquí, el tiempo, la climatología,  se unirán para añadir más melancolía.

Este verano hemos hecho cosas sin ti. Algunas han sido la primera vez después de muchos años. Cada día intentamos volver a retomar el gusto por aquellas cosas que hacíamos contigo de pequeña. Por ejemplo, ver piedras, cómo decías tú. Y cada cosa nueva que hacemos, es un esfuerzo gigante, una lucha contra ese sentimiento de rabia y  pena, porque tú no puedes estar presente.

hipogeosfeniciosvillaricos

 

(Hipogéos fenicios de Villaricos)

¡Cómo cuesta cada baño, cada día de playa en los mismos lugares de vacaciones de 20 años! ¡Qué esfuerzo hay que hacer! Durante años no hemos podido, ahora vamos volviendo a esos lugares, pero sigue costando mucho. En cambio, hay cosas imposible de volver a hacer.

Querida hija, todo tiene un sabor amargo. Lo intentamos, de veras que lo intentamos, y , a veces, nos asombramos de cómo podemos ser así de animosos para seguir aparentando que estamos bien,  que no ha pasado nada. Ni nosotros mismos nos lo explicamos. Quizás tú tengas parte de culpa, quizás seas tú la que nos manda la fuerza para seguir.

musicaenChillon

 

(Música en la plaza de Chillón)

Hace poco escuché esta frase en una película : «Estés sola o no, tendrás que seguir adelante, pero recuerda que, aunque estés sola, estamos unidas en la soledad».

Otro final de verano que no estás, mi amada hija. Y no hará falta que llegue el invierno para sentir el frío de nuestro corazón roto, el hielo en nuestra sonrisa, y la nieve sobre nuestras sienes.

Las cifras de este último verano:

-Muertes en siniestros de tráfico durante Julio y agosto: 225 personas. Cinco más que en la misma fecha de 2014

– En lo que va e año, 727 personas han muerto por siniestros de tráfico.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Historias, Muertes en carretera, Sentimientos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El final del verano

  1. Virtu dijo:

    Un abrazo desde el alma mi querida Flor, para templar tu frío y pobre corazón.
    Besos mil para tu hada favorita (y la mía también) :* :* :*

  2. Carmen dijo:

    Besos GORDOS Flor

  3. ana dijo:

    Un beso gordo, gordo para tu angel Helena y para ti un abrazo desde el corazon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *