Madres ecologistas

Madres ecologistas

Hoy en día el mundo se mueve por la labor de miles de mujeres, mujeres que nunca serán conocidas más allá de sus familiares, pero que en muchos países son el sustento de una población  empobrecida por las guerras, el hambre y la pobreza.

Pero nosotras vivimos en este mundo, donde quizás el problema sea el uso y el abuso, de demasiadas cosas a nuestro alcance.

Cuando en los países pobres muchas madres se desesperan por no tener que darles de comer a sus hijos, nosotras tenemos que empezar a luchar contra la obesidad infantil.

Cuando en otros países los niños mueren de hambre y desnutrición, aquí tenemos que luchar para que no se mueran los fines de semana en la carretera.

A veces, siento un poco de vergüenza, pero este es el mundo en el que vivimos y tal como en esos países las mujeres luchan por su prole, nosotras intentamos luchar por la nuestra. Son distintos problemas pero un mismo fin: nuestros hijos.

 Hoy, en nuestro mundo, otro de los problemas que tenemos es la contaminación y el daño que conlleva.

Antes de que por nuestras calle hubieran los depósitos para dejar el papel y el cartón, yo hacía separación de estos elementos y los llevaba a los lugares donde te lo compraban; no lo hacía por lo que pagaran, lo hacía para reciclar.

Helena siempre me vió cortar los plasticos que unen las latas de refrescos y sabía que era para que las aves no metieran  la cabeza por esos agujeros y pudieran ahogarse y ella después cogió el testigo.

No he podido hacer grandes cosas, pero siempre he tratado de poner mi granito.

Por eso, el otro día cuando me llegó este mail, de una amiga de Helena, recordé que siempre pensaba en mi hija, cuando trataba de que este mundo no se ensuciara más.

Ya no la tengo a ella, no dejaré en este mundo nietos a los que le pueda afectar, pero no importa, habrá otros muchos hijos, de otras mujeres, que necesitan este planeta.

Este era el mail de Laura:

«Un lazo verde por el clima
Clima 11 de abril

El próximo 22 de abril se celebra el Día de la Tierra. Con este motivo las organizaciones ecologistas proponen lucir un lazo verde para llamar la atención de los ciudadanos, de los medios de comunicación y de los que deciden sobre el desperdicio de energía y la urgencia de pasar a la acción. El Cambio Climático es un asunto que debe pesar en el debate político.
¿Por qué un lazo verde?
El color verde es el color de la vida y la esperanza. Se usa desde hace mucho para definir el vitalismo consciente de los que se sienten responsables de los problemas que nos afectan.
¿Cómo hacer un lazo?
Para enlazarse es suficiente una cinta verde de tela, formando un lazo con un imperdible. Puede acompañarse con el distintivo «Salvemos nuestro clima».
El distintivo internacional Salvemos nuestro clima, refleja el impulso y la buena voluntad para resolver el problema del cambio climático. Impulsado por Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife, WWF/Adena, Greenpeace, Amigos de la Tierra y otras entidades, intenta llamar la atención respecto a todas
DÍA DE LA TIERRA 2007
Manifestación: «Frente al cambio climático, menos CO2″
Día: 21 de abril de 2007
Lugar: Plaza Jacinto Benavente (Madrid)
Recorrido: hasta el Museo Reina Sofía de Madrid
Hora: 19:00 h »

Madres, este es otro tema para «la mano que mece la cuna».

Publicado viernes, 20 de abril de 2007 19:17 por FZ_madredHelena
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Mujeres, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *