Por la culpa de todos

calasd

Una vez más, la dedicatoria de este blog, se cumple. Y me refiero a esa parte que dice “por la culpa de todos”, y también me refiero, a la tragedia aérea de los Alpes.

Para mí no hay un solo culpable. No está solo ese suicida asesino que provocó el estrellamiento, sino muchos.

El que mató a mi hija, un cabo del ejército de tierra,  en aquél momento, estuvo en la cantina del campamento bebiendo toda la mañana. Y yo siempre me he preguntado ¿Es que nadie le vio estar bebiendo todo el día y después coger el coche?

Pues en el caso del piloto alemán sucede algo parecido. ¿Cuántos sabían que tenía problemas psicológicos y pilotaba un avión?

¿Por qué los médicos psiquiatras que le trataban no habían puesto en guardia a la empresa?

¿Por qué en Estados Unidos no pasó las pruebas y en Europa consiguió ser piloto?

Me imagino que estas mismas peguntas se las hacen los familiares de las 149 víctimas que han muerto.

Estamos asumiendo que ha sido el resultado de una mente enajenada y sobre eso no hay nada que hacer, como asumimos que los siniestros de coche son accidentes y nada se puede hacer, pero eso no es cierto, la mayoría de las cosas se pueden prevenir y estas también.

Muchas familias conocen que sus familiares conducen con alcohol  o con drogas, y no hacen nada por impedirlo, y temen que algún día produzcan un siniestro, pero cruzan los dedos, solo eso.

No me puedo creer que nadie se hubiera dado cuenta de que este piloto no estaba bien, de que engañara a todos. Yo creo  que más de uno cruzó los dedos.

DEMASIADO TARDE

Hoy he comprendido

que todos los rostros están ya acabados

y que los labios que desnudé con mi aliento

estaban ya escritos en mi respiración

en mis propias palabras

como estaban impresos tus ojos

en el incendio de mi vacío

y todas las manos en las huellas de una plaza derruida

y como estaba tu propia existencia

detenida en las cenizas

de todos los instantes que ya no recuerdo

 

y  el olor a aroma quemado de la noche

es lo único que queda

por ese beso casi a oscuras que se volvió luminoso

el único olor que me da señales ocultas

de lo que ya no puedo ser pero seré para siempre

 

y he visto en un segundo, mientras abría la ventana

y miraba al nogal que sobresalía por el muro

que todo aquello que ya no conozco

y que vive dentro de mí

está sin hacer todavía, buscando sus dioses voluntarios

en los años remotos y nada tiene sentido

y  si el árbol crece es porque nadie lo reconoce

hasta que todo vuelve a suceder

aunque sea, como siempre, demasiado tarde

Manuel Juliá. Sobre el volcán la flor.

 

Vuestro dolor es el mío. Dedicado a todas las víctimas del Airbus A320 de Germanwings , que un día se toparon con el abandono de muchos.

Por la acción de otros,

Por la omisión de tantos,

Por la culpa de todos.

(Dedicatoria del blog Madres sin hijos)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Duelo, Reflexiones, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *