Sentencia por dejar ahogar a un niño en la piscina

IMG_0582

Hace seis años, Diego Novo, un duende muy especial, mi guardián del ventanal, el hijo de Vanessa, perdió la vida en la piscina de su colegio.

Sencillamente se olvidaron de él, y apareció ahogado.

Y después de seis años, y de una primera sentencia, recurrida, la justicia ha dictado una sentencia en la que al colegio, le salva. A la monitora y a socorrista, les baja las penas, ahora tres años y seis meses de inhabilitación, cuando en la primera sentencia les condenaban a seis años, les mantiene un año y medio de prisión, y al resto de imputados, nada de nada. De todas formas, en estos seis años la mayoría ya se había jubilado.

Dice Vanessa que han luchado, han postergado su duelo, esperando esta sentencia, y para nada. Y  que si otra madre, en su misma situación, le preguntara, le diría que no merece la pena.

¡Qué pena! ¡Qué pena de justicia!

Yo creo que sí mereció la pena, Vanessa. Tenías que hacerlo, pero es que la justicia no es igual para todos, aunque se diga que sí.

El colegio tiene mucho poder, y vosotros, mucha pérdida.

Esperemos que otra madre, que está en situación parecida, tenga más suerte con la justicia. Aunque está claro que la justicia se inclina, siempre, del lado del que sobrevive. El muerto, ya está muerto.

Lo siento mucho, mi querida Vanessa. Tu lucha sirvió para que nos conociéramos. Para que conociera a mi guardián, y escribiera, creo, el mejor cuento de toda la saga de los cuentos del hada Helena.

Como bien dices, a Diego no te lo iban a devolver, eso ya lo sabíamos, pero hubiera estado bien que alguien del colegio se hubiera sentido responsable. Quizás tu lucha haya servido para que en ese colegio, no le vuelva a pasar a ningún otro niño. Y que no se vuelva a cumplir la dedicatoria de este blog: Por la acción de otros. Por la omisión de tantos. Por la culpa de todos.

Un fuerte abrazo, amiga.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Muertes por omisión, Reflexiones, Sentimientos, Solidaridad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Sentencia por dejar ahogar a un niño en la piscina

  1. Elena dijo:

    Yo sí que estoy contigo Flor, Vanessa, no podías quedarte de brazos cruzados… ES QUE SE OLVIDARON DE DIEGO!! Cómo pueden olvidarse de un niño en una clase de natación en un colegio?? Pero cómo no ibas a luchar por él?? Ahora nadie jamás se olvidará de Diego ; ni el colegio, ni las gotitas, ni la justicia… Aunque las penas impuestas sean «escasas» y por supuesto inútiles porque no te devuelven a tu hijo, se ha hecho otro tipo de justicia y es que a Diego, a tu Diego, a «nuestro» Diego, no se le olvide nunca…
    Yo creo que habeis sido muy valientes, y muy fuertes porque lo habeis pasado fatal y no habeis decaído en vuestro empeño, pero que de Diego no se va a olvidar nadie, ni siquiera los que se olvidaron de él y no se dieron cuenta de que necesitaba ayuda..
    Un abrazo a Vanessa si lee mi comentario, y otro a tí Flor, que eres… eres… yo creo que tú eres un ángel… Un beso fuerte

  2. vane dijo:

    Mi querida Flor… Ya no me quedan palabras…. Simplemente gracias por. Todo lo q has supuesto en estos seis años…. Gracias por esos cuentos, gracias por venir al juicio…. Gracias por todo ese apoyo…por tus post….. En fin…. Gracias

  3. Jose dijo:

    A ver si el próximo niño es el de un pepero… Querría ver Yo cuanto dura ese colegio abierto
    La justicia No es igual para todos y quien piense que falto a la verdad pues que abra cualquier diario o salga en cualquier momento la calle.

  4. Elena Martinez Sanchez dijo:

    Flor, no se si Vanessa leera este comentario, seguro que si, ya se sabe que por muy bien que se celebre un juicio y las penas sean de lo mas ejemplarizantes posible, el resarcimiento no llegara nunca, ni moral ni economicamente, pero el simple hecho de saber que tu hijo no se encuentra contigo porque personas que su cometido era verlar por el, cuidarle, protegerle en ausencia tuya, que habias depositado tu confianza en el colegio y en sus dirigentes, y por dejadez de sus funciones ya no se encuentre contigo y que una sentencia te lo reconozca, eso vale mucho a nivel personal. No se si estas personas dormiran por las noches tranquilas, no si de vez en cuando no tendran nauseas cuando se miren en el espejo, pero si tengo claro que algun dia algo tendran algo en sus vidas que este episodio les revolvera las entrañas, yo solo lo siento por Diego y su familia, que las victimas de este episodio. Me rio yo de abogados y péritos cuando en juicios dicen que su cliente esta siendo «victima de un linchamiento, que se encuentra arrepentido, y demas blablabla» victima dicen, que verguenza oir esas palabras, si tu eres victima, yo que soy ¿verdugo? ¿verdugo por confiarte un parte de mi vida?. En fin, la justicia cada vez es menos justa y mas interesada, habra que quitarle la venda de los ojos y que realmente vea lo que hay y la balanza de las manos y ponerle unos billetes. Un abrazo para todos.

  5. carmen dijo:

    Lo siento, lo siento mucho. Deseaba que Diego hubiera tenido la justicia correspondiente……. no ha sido a si, pero lo que si te digo Vanessa, es que nuestros niños se lo merecen!! Merecen nuestra lucha!! Te lo digo yo, que llevamos trece años, y estamos peor que al principio, por supuesto que merece la pena, aunque esto nos machaque mucho mas…..
    Besos GORDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *