Una madre siempre es una madre

lazohelena2013

Salvo algún extraño animal, y/o en situaciones extremas, una madre (animal) cuida, y protege, a su descendencia. Y fuera del mundo animal, una madre, además, siempre perdona. Si no fuera así, no sería una madre.

Una madre, como dice la canción, “te lo juro yo”: sería capaz de matar… O como dice  otra canción de Diana Navarro, “Embrujá por tu quererY por ti además yo soy capaz de pedir limosna de matarme y de mata.

Y en ese contexto están las declaraciones de la madre del conductor del autobús de escolares que ayer volcó en una rotonda de Fuenlabrada. Ella dice que su hijo tomo cocaína pero fue el viernes, y lo justifica porque todos lo hacen.

Puede que algo de razón tenga, porque cada vez son más los positivos de conductores con drogas. Eso sin contar a los que no les hacen las pruebas de drogas si ya dan positivo en alcohol, que también es una droga.

Y me imagino a la madre del que se llevó a mi hija por delante diciendo: Si todos beben. Y también habría tenido razón.

Pero,  por un momento esas madres, que defienden a sus hijos, ojo, que yo no digo que el coche tuviera algún problema, hasta que no se aclare, pero, insisto, por un momento ¿se ponen o se pueden poner en el caso de tantas madres que nos hemos quedado sin nuestros hijos? ¿En el susto de las que los podrían haber perdido?

No, no todos beben. No todos se drogan. Todavía hay personas, profesionales de la conducción, que respetan las normas, y que saben lo que es llevar un volante en las manos.

Y como digo muchas veces, y apelo: la mano que mueve la cuna tiene mucho poder.

Al final, es solo una canción. Yo no fui capaz de matar por mi hija. Dejé que la justicia actuara. Y esta otra madre, tendrá que hacer lo mismo. Solo que ella, todavía,  está a tiempo de decirle a su hijo que no se drogue. Esa sería la mejor forma de luchar por él.

Ando medio loco.
“Embrujao” por tu querer.
Tengo en carne viva
Por tu culpa el corazón.
Eres mi delirio y el arroyo de mi sed.
Cielo y pan moreno
“pa” mis ansias de pasión.

Tu amor con fe yo venero.
Por ti no se lo que haría.
Tu amor “pa” mi es lo primero.
¡Ay! yo te quiero,
yo te quiero, vida mía.

Por ti ardo en vivo fuego.
Por ti pierdo hasta el sosiego.
Por ti vivo “enamorao”.
Y por ti además yo soy capaz
de pedir limosna, de matarme y de matar.
De pedir limosna, de matarme y de matar.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Alcohol, Correo sin entregar, Muertes en carretera, Víctimas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>