Dolor, indignación y lucha de una madre

El pasado día 15 se cumplieron 2 años de la pérdida de Régis, un ciclista que murió atropellado por un camión hormigonera.

Los ciclistas, las víctimas olvidadas; los más vulnerables; aquellos que para muchos son molestos, aunque son los que menos espacio ocupan y los que menos contaminan.

Tina, la madre de este ciclista, muestra con el siguiente escrito su dolor y su lucha.

 Dolor, indignación  y lucha de una madre:

El atropello ocurrió a las 16:45 horas del día 15 de Enero de 2007, en la carretera A-8008 Km.0, Glorieta del Parque Alcosa. De este atropello provocado por el camión-hormigonera Scania, conducido por un residente de Cantillana, Francisco B.G., resultó muerto un ciclista, Régis Olivier, que tenía 32 años y era mi hijo.

El conductor de la hormigonera no respetó la distancia de Seguridad de 1,50 cm. Como establece el artículo 85.4 del real Decreto 1.428/2003, cuando se adelanta a un ciclista, fuera y dentro de población.

El no respeto de la  distancia obligatoria fue confirmada en la reconstrucción pericial y de la testigo ocular Amalia B.R.

Se efectuaron análisis de alcoholemia e investigación toxicológica de sustancias psicoativas. Los resultados fueron negativos. Al camionero solo efectuaron la prueba de alcoholemia.

Este hombre después de haber atropellado a mi hijo, se paró en el próximo semáforo a 100 metros del cuerpo, avisado por la testigo que vio el atropello y sus circunstancias. El conductor Francisco B.G. declaró algunos instantes después del atropello: no he visto nada, no he sentido nada ¿? Y firmó su declaración.

Tengo que insistir y subrayar la violencia y horror del atropello-aplastamiento, nuestro dolor de no poder identificar a nuestro hijo.

Francisco B.G ¿por qué esta resistencia a decir la verdad? Este hombre no tiene la menor idea del sufrimiento y de los momentos dolorosos por los que toda la familia está pasando. Ni un instante vi o sentí un gesto humano por su parte…

El individuo está bajo la ley de su propia conciencia. Existen silencios que ofenden más que todos los insultos.

Salir impune de un juzgado es un enorme agravio para la familia que perdió a su ser querido. Francisco B.G. el 15 de Enero de  2007, a las 16,45 horas, me inflingió lo peor que se le puede infligir a una madre: matar a su hijo y después negarlo todo.

Yo, Francisco B.G no le deseo más. Le deseo lo  mismo. El mismo drama que entró en nuestras vidas y  hoy, no es nada para mí. Francisco B.G. , el quinto y el octavo Mandamiento ¿Los conoce Usted?

Quédese con su hormigonera y su conciencia. Dios es mi ayuda y mi fuerza. ¿Y la suya?

Tina Castro Bermejo, madre de Régis.

…No, no puede acabar lo que es eterno,
ni puede tener fin la inmensidad.

Tú te fuiste por siempre; mas mi alma
te espera aún con amorosa afán,
y vendrás o iré yo, bien de mi vida,
allí donde nos hemos de encontrar.

Algo ha quedado tuyo en mis entrañas
………….que no morirá jamás …

 

(Rosalía de Castro)


 

Régis Olivier

Publicado domingo, 01 de febrero de 2009 18:36 por FZ_madredHelena
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Duelo, Historias, Muertes en carretera, Mujeres, Reflexiones, Sentimientos, Testimonios, Víctimas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *