El cumpleaños

El cumpleaños

29 de mayo de 2007

Querida Hija:

Este es el tercer cumpleaños que no podemos celebrar.

Hoy habrías cumplido 23 años, 23 hermosos y saludables años. Llenos de alegría, felicidad y de los problemas propios en una relación de padres e hijos dentro de la efervescencia de dicha edad.

Pero alguien nos privó de ese placer.

Quiero pensar que no podremos celebrar tu cumpleaños porque estás fuera, porque no estás aquí, no quiero pensar que nunca más los volveremos a celebrar, ni este ni ninguno.
Por eso, y para que no te pierdas nada de lo que sigue sucediendo en esta vida, voy a hacer un repaso por estos dos últimos años, para ponerte al día.

La familia:

Empezando por los más mayores, la abuela Margarita no pudo seguir luchando. Tú pérdida también afecto para que luchara contra la maldita enfermedad. Como tú, nos dejó, sólo que de ella si nos pudimos despedir.

El abuelo Rafael, está bien, dentro de su mundo y con su cara de pez, a veces muy pronunciada debido a la enfermedad, pero sigue ahí e incluso mejor.

A la abuela María ya no hay que darle tilita. Su nervio, su rapidez para todo, desde que te has ido ha decaído considerablemente y cada vez está más delgadita, más lenta y más apagadita.

Tus primos siguen creciendo, son dos hombrecitos. Margarita es una universitaria, por ahora muy bien y tus otras dos primas, pues, como siempre, las veo poco pero están bien.

Tu amor:

Álvaro se curo de sus heridas físicas, aunque sus secuelas están ahí. De sus heridas psíquicas, no lo sabemos, eso sólo lo puede saber él.

Su hermana se va a casar, el próximo año. En tú última conversación con ella supongo que ya lo detectarías.

Tus amigos:

Pues de los más cercanos, y me refiero a cercanía en cuanto a distancia, poco sé y poco te puedo contar, supongo que la gran mayoría no han podido superar el dolor o han preferido alejarse de él y no les he vuelto a ver.

De los más lejanos, en cuanto a kilómetros, sé algo más. Teresa, se casa, el próximo año y Lara ya tiene piso.

Rebeca volvió e hicimos las paces en tu nombre.

De tus compañeros de Irlanda, me sigue escribiendo Laura que ha vuelto a Albacete y está feliz allí. Tiene novio. Dani pasó por una enfermedad, pero creo que ya está bien. De Carlos, sé poco y de Héctor… siento como si estuviera enfadado con nosotros, le afectó mucho tu desaparición. Junto con el mensaje de la policía, ese fatídico día, había un mensaje de Héctor para ti. A Los pocos días cuando volvió a llamar se encontró con la noticia, fue tu padre el que se la dio.

Tus compañeras de universidad terminaron sus carreras, pero no sus estudios pues creo que todas ellas siguen estudiando. Estuvimos en la fiesta de “Jóvenes tocados por la Publicidad «con ellas. Estuvo especialmente dedicada a ti.

Tus compañeros de Erasmus, algunos me siguen escribiendo. Elodie, va a ser tía, sí de su hermana gemela. Cecile, sigue haciendo prácticas, dos de ellas aquí en España. Vero estuvo también de prácticas en Londres. Arantza siguió en Logroño. Sego, encontró trabajo en España. Nuria y Elena están y trabajan en Madrid. Ruth estaba también en Madrid. Gela vino desde México y nos vimos. Joep estuvo en Sudáfrica y ahora supongo que sigue en la Haya, siempre se acuerda de tu aniversario y deja en el cementerio junto a unas flores unas tarjetas muy emotivas.

Y en cuanto tus compañeros del colegio, muchos de ellos me escribieron y así pude enterarme cómo fuiste el primer amor de muchos de ellos.

Juanito sigue acompañando a Álvaro cada vez que vine por casa y con Julia, Carlos, Adela, Laura, Sara y Esther, me he visto alguna vez con ellos.

Sara sigue celebrando su cumple con el sorbete de limón que le enseñaste a hacer. Lucia me escribe a través del blog.

Tus grupos musicales:

Dani de “El Canto del Loco” me llamó a casa, ¡Qué pasada! ¡Cómo me hubiera gustado que lo hubieras cogido tú!, bueno eso supondría que yo no le habría escrito la carta que le escribí, ni te estaría escribiendo esta carta.

Mago de Oz, me los encontré en Albacete, coincidimos en el bar-restaurante donde solemos parar. Les pedí que en sus conciertos pidieran a los jóvenes que no bebieran si iban a conducir. ¡Pensarían que estaba loca!

A Estopa les escribí pero no me contestaron y al resto (Lauryn Hill, Celtas Cortos, Orishas, La oreja de van gogh, Alex Ubago, etc.) no les he escrito.

La Sociedad:

Está demasiado crispada, unas veces por los políticos y otras veces con los políticos.

En estos días se está viendo el juicio por el 11-M, algo que tanto te afectó en su día.

El tema de la Seguridad Vial va adquiriendo importancia, pero todavía queda mucho por hacer.

Los jóvenes seguís pasando mucho de cosas importantes y enganchados al botellón y la fiesta, pero no os culpo, es probable que la culpa sea nuestra.

También hay grupos de jóvenes responsables y conscientes. Han surgido algunos grupos de jóvenes que comienzan a luchar por una vivienda digna.

Pero la droga y los accidentes de tráfico siguen llevándose a muchos jóvenes.

Y hay algo que te habría gustado mucho, cada vez están más de moda los “Bailes deportivos de salón”. Incluso al poco de irte, se inició un programa en televisión que se titula “Mira quién baila” y que cada semana pone en competición a personajes más o menos famosos o conocidos. Nos acordamos mucho sobre todo cuando bailan cha-cha-cha. Ninguno lo hace tan bien como lo hacías tú.

La Política:
En las última elecciones municipales en Alcobendas han ganado el PP. Espero y deseo que el cambio político no afecte a la buena marcha de nuestra ciudad.

Las Leyes:
En la lucha por tratar de disminuir los accidentes de tráfico, se ha implantado el Carnet por puntos y el cometer una serie de infracciones, ahora, conlleva no sólo multa sino la pérdida de una serie de puntos que hará que algunas personas tengan que volverse a examinar para sacar nuevamente el carnet de conducir.

Los políticos tratan de poner en marcha nuevas leyes que endurezcan los castigos para aquellos violentos o irresponsables de las carreteras. Desgraciadamente en nuestro caso ya va a ser un poco tarde.

En cuanto a tu padre y a mí, seguimos hundidos en el dolor. Salimos, vamos y venimos con los amigos que no nos dejan un instante. Creo que en nuestra vida habíamos salido tanto a comer o cenar y cuando estamos con ellos, todo parece que va bien, pero en el silencio de nuestro hogar, cada uno lleva el dolor como puede y siempre intentando no aumentar él del otro.

Seguimos recordándote, queriéndote, amándote y guardándote en nuestros recuerdos y en nuestros corazones.

Nuestra casa, tu casa, sigue llena de ti por todos los rincones, casi me atrevería a decir que aún sigue tu olor y … la terraza está llena de calas.

Un beso muy fuerte, mi querida hija.
Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

PD: Se me olvidaba decirte que Eva, la vecina, tuvo una niña preciosa, se llama Paula, nació al poco de marcharte tú. También se me ha olvidado mencionarte otras de tus amigas con las que he vuelto a tener contacto, Miriam, Lorena, Amelia, etc.

Alvaro y Helena, en la celebración del 18 cumpleaños de Helena

Publicado lunes, 28 de mayo de 2007 21:14 por FZ_madredHelena
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Aniversario, Conmemoración, Correo sin entregar, Duelo, Historias, Muertes en carretera, Mujeres, Sentimientos, Víctimas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *