La madre de Sandra Palo

La madre de Sandra Palo

 Todas las pérdidas de seres queridos son tremendas, pero cuando esta pérdida es producida por la acción de otros, con alevosía, violencia, sadismo y otros adjetivos que ahora mismo no me vienen o intento no pronunciar, esta pérdida se vuelve insufrible.

La muerte de Sandra Palo conlleva todos esos adjetivos asesinos y muchos más, y su madre, una vez más una madre llena de dolor, ha hecho de la muerte de su hija, su lucha contra la injusticia y las crueldades de este mundo.

Para los que no han pasado por un trance así, algunas de estas actuaciones pueden parecerles obsesivas o de locura, pero no es así.

En muchos de mis escritos suelo aludir a la locura que nos invade a las madres que perdemos a nuestros hijos, pero es una locura que lo que hacer es “curar” (lo-cura). Es una locura de dolor.

Por eso la madre de Sandra Palo, lo que hace, está haciendo y ha hecho, es de lo más coherente y de admirar, cuando el dolor, en la mayoría de los casos, te paraliza, te impide luchar e incluso seguir viviendo.

La madre de Sandra Palo tuvo desde siempre mi admiración, incluso en uno de mis primeros escritos “Caballo de Troya siglo XXI”, en mi recuerdo a todas esas jóvenes que han perdido su vida por la culpa de todos, ella era una de las mencionadas en mi dedicatoria.

Estimada Mª del Mar, madre de Sandra Palo, mi respeto, mi comprensión y mi fuerza para ti y tu lucha. La lucha de otra madre que ha perdido a su hija.

Un beso.
Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

P.D. Información Manifestación http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276308361.html

Publicado lunes, 25 de junio de 2007 15:14 por FZ_madredHelena
Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Mujeres, Reflexiones, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *