Lágrimas de tinta

 

helenaycalas

Acabo de reconocer la causa de mi  escasa escritura en este blog, en los últimos tiempos.

No es el abandono, ni la falta de inspiración, ni la vergüenza a expresar mis sentimientos. Ni que ya no necesite le poder curativo de la escritura. Es algo peor.

El tiempo no cura. El tiempo no hace olvidar. El tiempo no cicatriza.

El tiempo se para en el preciso momento que se produce el infierno, pero el tiempo arrastra, fuerza, empuja a seguir andando con el viento del dolor, y nuestro cerebro manda órdenes para ir suavizando el dolor.

Y la escritura remueve, tiñendo  las lágrimas.

Las flores y las piedras
la vida y la muerte,
solo la tierra nos separa.
Flor, madredHelena.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Duelo, Sentimientos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lágrimas de tinta

  1. Rudy dijo:

    Flor,
    Quiero felicitarla por sus lindas letras y mas con ese sentimiento de la perdida de su hija, yo sumergido en mi dolor por la perdida de mi hija hace 8 meses nunca pense que esto doliera tanto, embriagado en mis lagrimas vivo cada vez que miro sus fotos y recuerdo su hermosa vida y estoy seguro que el dolor nunca desaparece.
    Un saludo
    Rudy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>