Los hijos que nos matan

El lazo naranja de las víctimas de tráfico

Cada año, solo en España, pierden la vida por siniestros de tráfico unas dos mil personas. Esa cifra redonda la doy yo, la DGT da una cifra más exacta, a la que hay que sumar las víctimas que mueren en zonas urbanas, las que lo hacen después de las 24 horas, y las que mueren como consecuencia de las secuelas de sus heridas y que le acortan la vida, pasados unos años. Total, que seguro que son muchos más de esos dos mil que he hecho de cuentas.

Pero si os habéis fijado, yo hablo de «personas que han perdido la vida». La DGT y los medios de comunicación hablan de «fallecidos», pero la realidad es que, la gran mayoría, «los han matado». Sí. Las personas no fallecen en las carreteras. Algunos se matan por sus propias imprudencias. Pero a la gran mayoría los matan otros, que no mueren, por conducir con alcohol y otras drogas, exceso de velocidad, distracciones asesinas, y hechos suicidas. Y algunos con nocturnidad, alevosía y violencia, aunque ahora creo que va a desaparecer el término nocturnidad.

Este blog de «Madres sin hijos», durante muchos años, se ha hecho eco de muchas de esas muertes, pero tuve que dejarlo porque no podía con tanto dolor.

Y anoche, el señor @Jordi Évole, dentro de su campaña de publicidad, de su nuevo programa «Lo de Évole», por distintas cadenas, nos deleitaba nuevamente sobre su empatía con los presos por delitos viales.

Esta vez, en el programa de la Sexta, la noche de la Sexta, decía que las entrevistas a esos presos , palabras textuales, «a mí esos casos me han roto».

Como ya decía en mi otro post de ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!, estoy deseando ver esas entrevistas. Estoy expectante por ver a qué clase de delincuente viales ha entrevistado, porque, que sepa señor Évole, que esos presos no están por accidentes de tráfico, esos presos lo son por delitos viales, y por ser los causantes de muertes.


Muertes que, por ser infringidas con un coche, se consideran de menor importancia o producen más solidaridad entre la sociedad, porque nos empeñamos en considerar que es algo fortuito que a todos nos puede pasar, pero no es cierto.

«Le llaman accidente de tráfico para que los que los ocasionan no se sientan culpables«

A nosotros sí que nos han roto por dentro, por fuera y por todas partes, y a nuestros hijos los han matado esos delincuentes viales. Y no ha sido en un accidente de tráfico, porque si se pudo evitar no es un accidente.

Estas son algunas de las madres, más recientes, a las que les han matado sus hijos. La mayoría por conducir con alcohol y otras drogas. Y muchas de ellas, ni siquiera conseguirán que los causantes vayan a la cárcel.

Marijose Jimenez Cebrián

Isabel León Ureña

María Rodriguez Vidal

Catalina Escandell Tur

Carmen Muñoz Osuna

Ana M Díaz Pérez

Esta es solo una pequeña muestra, sin hablar de las que llevamos años, sufriendo y luchando, para que no les pase a otras madres, y pidiendo que la sociedad no vea tan normal estas muertes que ustedes los periodistas siguen llamado «accidentes de tráfico».

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que también mató un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Alcohol, Correo sin entregar, Muertes en carretera, Víctimas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los hijos que nos matan

  1. Isabel León dijo:

    Por supuesto Flor q lo voy a compartir. Ayer también yo vi el programa y aunque todo lo q dice sobre estos individuos duele, le vi más comedido q en otras entrevistas q le han hecho. Su programa ya está grabado con lo cual va a salir tal como lo hizo en su momento, creo q nos va a afectar mucho. Quizás esta moderación se deba, ojalá, a la respuesta q de los afectados ha tenido. Yo hice un comentario en en la publicidad q pone en Facebook de su programa y ahora no lo encuentro.. n

    • Flor Zapata dijo:

      Así es, no se ven los comentarios que hemos ido `poniendo. Sí, estuvo más moderado, porque repitió varias veces que por supuesto tenían que estar ahí, pero hay que esperar a verlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *