Madres, mujeres, amigas

En estos onces años he conocido a muchas madres sin hijos. Demasiadas. Pero también he conocido a madres con hijos que ayudaban a otras que los habían perdido. Y también he conocido a mujeres especiales (escritoras, pintoras, cantantes, políticas y solidarias).

mujeres

(Mujeres árbol, de Celsa Sánchez. Autora de la imagen de Madres sin hijos)

Todas me han demostrado que las mujeres somos muy especiales. Muchas, la mano que mece la cuna, y otras que no mecen ninguna cuna, pero ayudan a las que tienen ese cometido.

Mi marido era feliz de tener una hija. Siempre manifestó que deseaba una niña, y siempre decía que «el mundo es de las mujeres», y que «el mundo será de las mujeres».

Yo no estoy tan segura. Creo que la liberación de la mujer no es tal en todos los sentidos. Hemos sacrificado mucho a cambio de no demasiado, y, especialmente, hemos sacrificado tiempo y descanso.

De todas esas mujeres que he conocido, con las que han perdido algún hijo,  he compartido dolor y complicidad; con las que eran solidarias y luchadoras, he encontrado ayuda en aquellos temas en los que yo no era experta; las que eran famosas, me ayudaron a concienciar, con sus escritos, sus declaraciones, su música…

diana

(Diana Navarro)

Y en las que he conocido, con menos años, he encontrado la amistad joven, y cierto bálsamo para la ausencia de mi hija.

Virtu es una joven madre,  afortunadamente con hijos, solidaria con otras madres que los han perdido. Ella fue el apoyo para Vanessa, otra joven madre que perdió a su hijo en la piscina del colegio, y gran apoyo en la lucha de Vanessa por conseguir justicia. Ahí la conocí, y a mi también me ayudo en mi lucha para difundir concienciación a través de Internet. E incluso puso cara al «Hada Helena», y me dijo cómo se llamaban ciertas flores de las que no sabía su nombre.

hada

 

(El hada Helena, realizada por Virtu Castro)

 

cruz

Y Virtu, madre, trabajadora, solidaria, sin apenas tiempo para ella, ha dedicado una semana de sus vacaciones a esta madre sin hijos. Eso tiene mucho valor.

virtu

Un fuerte abrazo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

 

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Amistad, Mujeres y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Madres, mujeres, amigas

  1. Virtu dijo:

    Ayyyy Flor esto me llegado al alma, es como uno de esos abrazos que se dan desde adentro hacia afuera… y ya sabes que no me gusta que me recuerden lo que he hecho o lo que he dejado de hacer, porque simplemente doy lo que me gustaría recibir, sin más. Y siempre digo que lo bueno tiene efecto boomerang y siempre siempre vuelve. Esta semana ha venido de vuelta porque la he disfrutado a tope a vuestro lado. Muchas gracias, muchas veces!! Un besazo a los dos, a Jose María uno enorme porque es un hombre extraordinario, cuídalo mucho :* :*
    Sin duda Helena tiene a los mejores padres del mundo!

  2. ANA GLADYS CASTRO dijo:

    la perdida de un hijo la vuelve a una inmune al dolor, pero para mi que lo vivi DIOS me dio la sabiduria desde el mismo instante que conoci aquella noticia, no juzgue, no pense en venganza, no recrimine a DIOS, solo eleve mis manos al señor y le dije desde mi corazon destrozado, señor tocale su corazon a este persona que me lo mato y aquel que pidio que lo matara, la justicia divina es la mejor y la unica, he tenido como digo dia a dia un duelo con un gran amor, ya han pasado 44 meses y para mi hay tiempos que me duele mucho como si fuera hoy pero hay voy superando y tratando de entender lo inentendible y acomodandome a mi nueva vida sin el.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *