Gabriel Cruz Ramírez

Como sabéis, cada día me cuesta más escribir. El atasco emocional me bloquea, y la necesidad de escribir y llorar de antes, el dichoso “Face” lo  suple con unas cuantas frases. Pero hoy, los padres de Gabriel Cruz Ramírez, su angustia, su dolor por esa dramática búsqueda, me ha hecho entrar en el blog.

Este blog cuenta con muchos escritos solidarios, aunque ya hace mucho tiempo, de otras desapariciones, y mi sentimiento de mal presagio. Esta vez, el pequeño Gabriel me toca de cerca porque mi relación con Almería y con la zona donde ha desaparecido, es muy cercana.

Creo que no hay ningún padre que no haya sentido por unos segundos la angustia que viven estos padres cuando en algún momento nuestros hijos se han soltado o adelantado y por unos segundos has perdido el contacto visual. Entonces, el rostro se desencaja y gritas su nombre como si la tierra se abriera. En la mayoría de los casos es un segundo y de repente lo tienes delante o detrás de ti. Pero estos padres que ya llevan días sin verlo deben estar destrozados.

Cuando vivimos un tiempo en el que echamos en falta esa libertad de la que disfrutamos nosotros, jugando en la calle, corriendo, saltando, y por desgracia nuestros niños en las grandes ciudades no lo pueden hacer, que suceda un caso así en un lugar pequeño donde aparentemente los niños viven mejor en este sentido, nos conmueve más aún.

Este es Gabriel, que su rostro esté por todos lados puede que ayude, y aquí está mi granito.

28378250_10160000144030183_1824897894861561034_n

Mi solidaridad con esos padres en este momento. Ojalá aparezca pronto y en buen estado. No me gustaría que como en otras ocasiones, se cumpla un mal presagio. Espero que esa bufanda azul que porta su madre y que en otras fotos se le ve a Gabriel, les de mucha suerte.

Ánimo, padres de Gabriel, todos estamos con vosotros.

Flor Zapata Ruiz, madredHelena.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Acerca de Flor Zapata

Desde Abril de 2005, soy Flor Zapata, madre de Helena. Ese es mi pie de firma desde que escribo para concienciar sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Desaparecidos, Sentimientos, Solidaridad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>